Miquel Brunet | Pintor Escultor
14391
home,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-14391,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.7,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Miquel Brunet Miquel nació el día 6 de Enero, día de los Reyes, de 1919, en el número 21 del paseo Antonio Maura de Manacor –ahora es el número 17 del Passeig de Na Camel·la, nombre de la antigua finca urbanizada a principios del siglo XX-, un paseo al que, sin embargo, antes y ahora, siempre se ha llamado s’Alameda, en buen mallorquín. Nació en la casa que su padre y su madre habían construido antes de casarse, y todavía hoy vive allí. Llegó al pequeño mundo de la ciudad manacorina al mismo tiempo que muchos la abandonaban. Eran los años fuertes de la emigración. El liberal Francesc Gomila Vadell ocupaba la alcaldía. Y la electricidad, implantada en la ciudad pocos años antes, les llegaba a través de “La Energía Manacorina”.

BIOGRAFÍA

Miquel Brunet tuvo una extensa biografía llena de imaginación y muy prolífica.

BIBLIOGRAFÍA

La bibliografía de Miquel Brunet fue muy apreciada en muchos medios como diarios, revistas y catálogos.

PERSONAL

Existe mucho legado fotográfico de Miquel Brunet. Era un artista muy querido por la gente de su entorno.

MIQUEL BRUNET MIQUEL

Como siempre, todo podría haber sido diferente. Si Miquel Brunet hubiese sido rico en lugar de pobre, alto en vez de bajo, si hubiese andado erguido y no cojo, si hubiera nacido en las afueras de París en vez de hacerlo en Manacor, si le hubiera gustado moverse más y más lejos, si físicamente no le hubiese costado tanto hacerlo, si no le hubiesen vuelto loco las carreras de caballos que se ven des de la casita en la que pinta, si no hubiera añorado incluso, o sobre todo, a sus gallinas, si hubiese nacido hoy y no en tiempos tan secos y ásperos, si no estuviera siempre predispuesto a tumbarse a la sombra de una higuera, para entrecavar la siembra o ir a buscar nidos, si… Claro está que no podemos seguir así, porque enseguida llegaríamos a la obviedad orteguiana sobre el hombre y sus circunstancias. Y las de Miquel Brunet no son más concretas y especiales que las de cualquier otro. Son las que son. Eso sí, tal vez tengan unas dimensiones más discretas y más caseras que las de la mayoría de hombres y mujeres de obra remarcable.

Cristina Ros

OPINIONES ARTÍSTICAS

Pintura-Miquel-Brunet-Pintura-Na-Camella

Título: Alameda de na Camel·la
Año: 1956
Tamaño: 50 x 60 cm.
Técnica y soporte: Óleo sobre tabla

ALAMEDA DE NA CAMEL·LA

Miquel-Brunet-Acuarela-Arlequi

Título: Arlequín
Año: 1987
Tamaño: 57’5 x 34’5 cm.
Técnica y soporte: Acuarela sobre papel

ARLEQUÍN

MIquel-Brunet-escultura-Centaure

Título: Centauro
Año: 1994
Tamaño: 35 x 14 x 31’5 cm.
Técnica y soporte: Barro

CENTAURO